sábado, 18 de diciembre de 2010

AVIMARA VI





















Amor,
has vuelto a casa
como hermosa
llama nocturna
atrapándonos.

Mas en principio
nos miraste con sorpresa,
como dudando.
Sin embargo asististe.

Hoy
tus cantos de primavera
fluyen de fulgores
por nuestro gozo
en tu arroyo cristalino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada