miércoles, 19 de enero de 2011

Avimara XIII











Callado y tendido al lecho de mis ojos
pesa tu ausencia.
Se mira al vacío,
me embriago de golpe.
Todo tiene tus ruidos
tu calles
y ríos.
Si mi sombra estuviese a mi lado
soñaría dormir en tu regazo,
pero ella marcho lejos,
donde los rostros aletargados por la pena,
donde la sonrisa se borra,
donde los cuerpos se diluyen bajo las estrellas.
Nadie podrá
llenar la estancia del amor
en mi corazón
mas que tu cuerpo,
mas que tus manos,
mas que tus besos,
mas que tu.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada