lunes, 27 de diciembre de 2010

La palabra viva





















¡¡Buen Viaje!
Siempre te reconoceré,
Iré besando las gotas
Que dejaron las últimas lluvias.

Todavía suelo oír
Tus delicados pies
Tan suavemente
Acercándote a mí.,
Besabas mi frente,
No dormía,
Te esperaba..

¡Que tristeza!...

Ella dijo: Que no te abandone La sonrisa.

¿Cómo lo hace? Que fácil escape

Mi voz amiga no me consuela,
Y en la madurez del corazón
La palabra viva me acecha
Y me reduce a un parásito
A una miseria de criatura.

..He llegado al límite
De mi mismo...
Hoy mi amor es un desierto.
El Solo buscaba su horizonte sencillo
Y aquel pecho dulcísimo.

Quiero cuajar mis lágrimas,
Que llegue a mí la mayor pobreza,
Ya mañana vendrá la posible piedad
Para mi humana permanencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada