sábado, 19 de marzo de 2011

De mis ocurrencias

Se me ocurrio
que podía llegar
y decorar tu tiempo.
Tal vez observar tu rutina,
sazonar tus mañanas
con limón y pimienta.

Se me ocurrió
que podía llegar
y pintar una carcajada
en tu mirada.

Tal vez
dejar en tu piel
las huellas de mi camino,
humedecer
tus pestañas de mi deseo.

Se me ocurrió
que podia
llegar
y tal vez
quedarme.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada