domingo, 28 de noviembre de 2010

SIN OLVIDO
















Mi pasión late,
El corazón tiembla,
Y sus torrentes caudalosos
Cantan y agitan
al alba sus pupilas.
Porque desde aquella unión
de nuestros labios ,
La virgen poesía
que derrama mi alma
jamás te olvida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada