miércoles, 1 de junio de 2011

Extraido del libro " En el océano de tus ojos"

El vínculo que me une a tí
es delicado,
sutil,
es transparente,
brillante y flexible,
su tacto es de seda
y su resistencia de acero.
No conoce la quiebra
ni el óxido.
No entiende
de desgaste
o erosión
por el paso del tiempo.
¿Cómo he sobrevivido tanto sin tu alimento?

Tal vez era fuerte
porque esperaba
paciente tu llegada.
Y ahora ansío
lo que me entregas.
Me aferro a ello
como se atesora
la última gota
de agua en el desierto...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada