viernes, 25 de marzo de 2011

De mi memoria

Me observo,
me oigo,
me entiendo,
calles vacías,
desnudas,
doy un grito perdido,
que se extravió
entre los faros
de mi memoria,
pero nada
me impide abrazarles.
Vigilia,
sueño,
risa,
llanto,
eternidad,
sus víctimas
me piden
socorro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada